Col·labora

Vols col·laborar i donar el teu suport a La Calamanda? Volem continuar informant-te i complir amb un gran repte: el de oferir-te una informació de qualitat i independent.

Necessitem de tu i de gent que crega amb aquest projecte. Informa't

Caixa Vinaròs: 95 3174 5899 9420 4185 8016

Caixa Rural Benicarló: IBAN ES63 3162 1299 2916 3740 8715


606 85 34 89 // 652 95 35 31

territori cultural

The Royal Baroque en el Castillo de Peñíscola

El Patio de Armas del Castillo de Peñíscola contó anoche con la actuación del conjunto británico "The Royal Baroque", dentro de la programación del Festival Internacional de Música Antigua y Barroca
 
La formación femenina, que está integrada por cinco intérpretes procedentes de Finlandia, Noruega, Grecia, Polonia y el Reino Unido, deleitó a los espectadores con el concierto 'Italian Stravaganzza. El arte del duelo: de la tierra al cielo'.

Esta 23ª Edición del Festival continuará mañana con una jornada dedicada a todos los públicos. A las 19:00h llegará al Paseo Marítimo la animación de "Arrima't a la Música Barroca y, a continuación, a las 22:30h tendrá lugar en el Patio de Armas del Castillo el segundo concierto gratuito de este año. Este será interpretado por "Delirium Música y Pilpira Teatro" y "Teatres de la Llum" (Valéncia) e irá dirigido al público en familia a partir de 10 años.

El día 7 llegará el turno de uno de los conciertos más esperados del Ciclo. Carlos Núñez, una de las figuras internacionales de la música celta, actuará a las 22:30h en el Castillo del Papa Luna junto a Pancho Álvarez,
Xurxo Núñez, Esteban Bolado y Wolodymyr Smishkewych.

Por otra parte, la actuación de Jordi Savall, que está teniendo un éxito rotundo en taquilla, se trasladará, por motivos meteorológicos, al Palau de Congressos de Peñíscola y será a las 23:00h. El artista catalán interpretará “Diálogos & Improvisaciones” y "De Oriente a Occidente y del Mundo Viejo al Nuevo" junto a Ferran Savall y David Mayora.

 

 
 

La Calamanda no es fa responsable de les opinions emeses a través dels articles dels col·laboradors o de les declaracions dels invitats, ni les acceptem com a nostres ni tampoc tenim perquè compartir-les. Queden, per tant, emmarcades en el dret a la llibertat d'expressió, un dret que tampoc no contempla insults ni desqualificacions personals, més enllà del que implique una crítica a una gestió determinada.