Col·labora

Vols col·laborar i donar el teu suport a La Calamanda? Volem continuar informant-te i complir amb un gran repte: el de oferir-te una informació de qualitat i independent.

Necessitem de tu i de gent que crega amb aquest projecte. Informa't

Caixa Vinaròs: 95 3174 5899 9420 4185 8016

Caixa Rural Benicarló: IBAN ES63 3162 1299 2916 3740 8715


606 85 34 89 // 652 95 35 31

la porta verda

Fotodenuncia: ¿No nos gustaba la desembocadura del riu Sec de Benicarló?

Parece que no nos gustaba la imagen que ofrecía la desembocadura del riu Sec en Benicarló

 Comunicado Ecologistas en Acción

 

 

 

La imagen de 2016 refleja la situación de recuperación de la desembocadura de una típica rambla mediterránea sometida a los avatares del ciclo del agua, con creación y destrucción de su cordón litoral de gravas; con la aparición de lagunas litorales de agua salobre y la incipiente creación de saladares litorales tan útiles para la biodiversidad. Pero lo cierto es que a alguien le debe molestar este espacio natural, ya que esta semana (12 a 14 de junio de 2018) nos encontramos con que ha sido completamente alterado con medios mecánicos. Bueno, más bien deberíamos decir, completamente arrasado para dejarlo árido y sin vida. He aquí la imagen:

 

 

¿Qué prefieren? Sin duda, la vida.

Y lo que es más fuerte ¿para qué se hace?

Evidentemente es una actuación realizada desde algún organismo público (Ayto, Costas, Confederación,…) ya que actúa sobre una zona de dominio público marítimo terrestre (ZDPMT) y requiere de todas las autorizaciones; además, era una zona húmeda litoral natural e intermitente y por tanto protegida por la ley, y por tanto debería necesitar también de autorizaciones ambientales pertinentes. ¿Las hay?... Pero todo eso es fácil conseguirlo ya que nadie se cree realmente lo de proteger la naturaleza, crear un desarrollo sostenible; compatibilizar desarrollo y conservación;….todo un lenguaje muy manido y que suena a hueco. Aquí tenemos una realidad, se actuúa para “adecentar” una zona de cara al turismo de sol y playa. Se elimina la lámina de agua pues atrae a insectos; se elemina la vegetación y se tapan las basuras,….y todo para la foto y que luzcan nuestras playas como algo impecable. Desde luego, este tipo de actuaciones denotan una incultura brutal hacia lo natural y una irresposabilidad grave ya que es una forma de despilfarro recurrente de dinero público ¿Acaso no saben que una riada deshará todo lo invertido en cinco minutos? ¿No será mejor dejarlo como está, al ser algo natural y bello? ¿No será mejor actuar puntualmente para retirar basuras y contaminantes, y concienciar a la gente sobre la joya que tenemos? Igual, hasta ponemos en valor el lugar, protegiéndolo, señalizándolo y concienciando a la gente sobre su importancia. ¿Y por qué no instalar un observatorio de fauna en los aledaños (zona antiguo bar) para incentivar la conciencia ambiental?

¿Para qué sirven estas zonas?

Pues mirad, una de las principales es la laguna que se crea en la desembocadura. Es de agua salobre permanente, fruto del contacto entre el agua de mar y el agua dulce que aflora del río; por tanto, existe una lámina de agua dulce superficial, fuente de vida, y una lámina de agua salada en zonas más profundas. Por tanto, ¿a quién no le apetece beber durante el calor veragieno? Golondrinas, aviones, vencejos, gorriones, jilgueros, verderones, ertorninos, buitrones, gaviotas, murciélagos y otros mamíferos, etc., saciarán su sed en este bebedero natural gratuito.

Permitirá en ciclo larvario de insectos que luego nutrirán a sus depredadores y mantendrán los ciclos vitales; Fomentaremos la existencia de anfibios y reptiles,…

El agua salobre permitirá que se cree vegetación típica (saladares litorales) y fomentaremos la cría de chorlitejos y otras especies.

La zona actuará como un área de descanso de especies migratorias, etc.

 ¿Cuál es la mejor manera de conservar este paraje natural?

 La desembocadura del riu Sec es muy fácil conservarla: “Sólo hay que dejarla en paz y que la naturaleza haga, con los procesos naturales, todo su trabajo”. Luego, por tanto, no hay que alterarla ni destruirla. Sólo tenemos que preocuparnos de señalizar el lugar y reflejar su importancia; no contaminar el paraje con residuos y basuras, tanto líquidos como sólidos, y eliminar la carretera que cruza la rambla, sustituyéndose por un puente, sin ojos, para que pasen los coches y no impacten en el lugar. ¡Ah! Y velar, entre todos por que se respete el paraje natural.

Fácil ¿verdad? ¿Y por qué no se hace? ¿No es más barata esta solución y ganamos todxs?

 

 

 

 

La Calamanda no es fa responsable de les opinions emeses a través dels articles dels col·laboradors o de les declaracions dels invitats, ni les acceptem com a nostres ni tampoc tenim perquè compartir-les. Queden, per tant, emmarcades en el dret a la llibertat d'expressió, un dret que tampoc no contempla insults ni desqualificacions personals, més enllà del que implique una crítica a una gestió determinada.